Análisis de la sostenibilidad ambiental de vehículos eléctricos

La preocupación por el cuidado del medio ambiente, específicamente por las emisiones generadas por el sector transporte, han llevado a que la comunidad mundial se interese en el desarrollo tecnológico de soluciones de transporte eléctrico. Estas alternativas de solución propenden por una perspectiva sostenible de la movilidad de pasajeros en las grandes ciudades. Por esta razón, el presente artículo presenta la visión de diferentes estudios realizados a nivel mundial sobre la sostenibilidad de los vehículos eléctricos en el sistema de transporte. Se analiza la importancia que posee el transporte eléctrico con las metas de reducción de emisiones ambientales de países referentes a nivel mundial, ya que ven como un potencial de disminución de impactos ambientales al sector transporte, teniendo como eje principal a los vehículos eléctricos. De igual manera, se presentan las diferentes alternativas tecnológicas que se han venido desarrollando en la última década, como consecuencia de la prioridad en la sustitución del motor de combustión interna y los combustibles fósiles, como lo son los vehículos híbridos enchufables, vehículos eléctricos a batería y el vehículo de célula de combustible de hidrógeno.
 
En este sentido, las políticas públicas son un posibilitador de gran importancia en la implementación de un transporte eléctrico en las ciudades urbanas, considerando aspectos como incentivos financieros, bonos a tecnologías verdes, seguridad energética, incentivos para el mejoramiento del ambiente, entre otros. Finalmente, se analiza la sostenibilidad ambiental de los dos aspectos esenciales en el desarrollo de los vehículos eléctricos, las baterías y la infraestructura de recarga, los cuales se ven como los aceleradores en la evolución económica del mercado de vehículos eléctricos.
 
Las baterías por su alto costo y la relación proporcional entre densidad energética y autonomía de los vehículos, además todavía se encuentran en desarrollo estrategias de disposición final. Y la infraestructura de recarga, que posibilita la operación continua y confiable de los vehículos, y por los impactos que representa para los sistemas de distribución de energía eléctrica.
 
Para ver este artículo completo de la edición número 19 de la Revista CIDET, de click aquí
Categoría: