Publicado el

Energía que enciende el progreso

“Ideas para el Cambio” es un programa de la Dirección de Mentalidad y Cultura de Colciencias que tiene como objetivo propiciar espacios experimentales y focalizados para la apropiación de la ciencia y la tecnología  a partir de retos y problemáticas que son abordados mediante el trabajo colaborativo entre expertos en ciencia, tecnología e innovación y comunidades para la generación de soluciones novedosas basadas en el conocimiento científico, tecnológico con capacidad de transformar y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

En este momento estamos en la cuarta versión de Ideas para el cambio.

 Histórico

  • De 2012 a 2014, se desarrolló la primera versión de Ideas para el Cambio denominada - Agua y su relación con la pobreza, en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE) en la cual se apoyó la implementación de 10 soluciones, beneficiando a aproximadamente 2549 personas.
  • En 2013 se abrió una nueva convocatoria denominada Ideas para el Cambio - Pacífico Pura Energía en la cual se seleccionaron soluciones científico – tecnológicas de energía que emplearan fuentes de energías limpias y renovables en la que se implementaron 14 de manera colaborativa beneficiando a 4569 personas de comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas. Esta versión se realizó con el apoyo del BID, IPSE e ISAGEN, y la Corporación Econexus INSITU.
  • Para 2016, Colciencias lanza la tercera versión Ideas para el Cambio – BIO en una alianza con el Servicio Nacional de Aprendizaje - SENA y el apoyo de la FES y la Corporación ENLACE. La cual apoyó el financiamiento de 14 soluciones de CTeI a nivel nacional.
  • Actualmente, se encuentra en desarrollo la cuarta versión de Ideas para el Cambio denominada Ciencia y TIC para la Paz, Colciencias en alianza con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MinTIC, y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas –UARIV tiene como objetivo apoyar procesos de apropiación social de ciencia, tecnología y TIC en la construcción colaborativa entre proponentes y comunidades sobrevivientes del conflicto armado en Colombia, de soluciones innovadoras que atiendan los desafíos de dichas comunidades y que contribuyan al desarrollo humano y sostenible en un contexto de posconflicto.

Primera participación de CIDET

CIDET participó en la edición de 2013 de Ideas para el Cambio a través del proyecto “Energía al alcance de todos que llevó una solución de generación de energía eléctrica basada en energías renovables a la vereda El Cerrito, ubicada en el municipio de Piamonte, en el departamento del Cauca, en donde residen aproximadamente 70 habitantes que habían vivido durante toda su existencia a oscuras.

Con el proyecto se logró llevar iluminación a las viviendas e instalar un sistema fotovoltaico conformado por 12 paneles de 250Wp y 24 baterías.

Segunda participación de CIDET: “Energía que enciende el progreso”

Estamos participando en la cuarta versión de Ideas para el Cambio denominada Ciencia y TIC para la paz. Para esta convocatoria se expusieron diferentes retos de diversas comunidades del país afectadas por la violencia.

En total fueron 12 retos presentados a lo largo del territorio nacional. CIDET participó en el reto “Comunidad y energía en movimiento”.

El reto pertenece a la comunidad de Kanalitojo en Puerto Carreño, Vichada.

¿Por qué “Comunidad y energía en movimiento”?, porque Kanalitojo es una población nómada-seminómada que requiere de una unidad productiva, que cuente con energía para su funcionamiento, sumado a esto, esta solución debe ser móvil, por la característica de la población.

La condición de este pueblo, se da debido a la estacionalidad de la zona y la disponibilidad de tierras que surge de acuerdo al clima.  Así de acuerdo a si hay lluvias o verano se deben desplazar y destinar su organización productiva de acuerdo al sitio en el que estén.

En invierno el lugar donde ellos siembran  la yuca, que es su principal fuente de sustento, se inunda, por lo que deben desplazarse. Cuando llega el verano, en este sitio se seca la tierra y queda lista para sembrar, sin necesidad de abonos.

En el reto la comunidad expuso la necesidad de fortalecer el proceso de producción de yuca, con la que ellos hacen un producto denominado “Casado de Mañoco”. Ellos requieren encontrar una solución energética para tecnificar ese proceso, pero que se adecúe a las condiciones de nómadas y seminomadas que ellos tienen y que provea cierto confort para esta zona.

 La solución de CIDET

La solución que dimos desde CIDET fue llevar a Kanalitojo una unidad de desarrollo productivo centralizada y adicional a ella una solución móvil.

La solución centralizada consta de un sistema fotovoltaico de 2.7 Kw que le provea energía a un procesador de yuca eléctrico para agilizar la producción de la misma. Con los rayadores convencionales que la comunidad utiliza, pueden rayar en una hora un promedio de 30 kilos de yuca, el rayador eléctrico por su parte puede rayar 450 kilos en la misma hora.

Sumado a este sistema la solución incluye tres refrigeradores donde pueden almacenar pescado, queso, productos.

La unidad de desarrollo productivo centralizada estará ubicada en un cuarto donde se dispondrán todos los equipos técnicos: las baterías, el controlador, el inversor, el rayador de yuca eléctrico y las unidades de refrigeración.

La solución móvil se compone de unos kit solares, en total 33 que corresponden a las 33 familias de la comunidad, estos kits constan de dos lámparas y un pequeño panel solar que les ayude a cargar aparatos como celulares y tablets.

En la solución móvil, se incluirán unos rayadores mecánicos realizados en el Laboratorio de Prototipos de CIDET  que podrán en una hora rayar un promedio de 100 kilos de yuca.

La propuesta también incluye una metodología desarrollada por CIDET y que tiene como principal componente la sostenibilidad y la apropiación social del conocimiento que permita que la solución sea sostenible en qué sentido: que la comunidad entienda qué se les está dejando, además de que sepa cómo hacer uso de la energía y de los procesos productivos, sumado a capacidad instalada para que puedan seguir operando.

Todo ese componente de sostenibilidad está enfocado en tres grandes partes, la primera capacitación y transferencia de conocimiento, cómo funcionan las energías renovables, uso racional de energía y uso de equipos productivos; la otra es el tema de aprender haciendo y la otra es la sostenibilidad de la solución. No se busca solo el confort inicial, sino que se permita  que esta solución sea un primer escalón para el desarrollo productivo de esta región.

Te invitamos a ver el video del proyecto de "Ideas para el cambio" en el que participamos en el 2016. En el 2018 y este año estamos realizando nuestra segunda participación.

 

Publicado el

El boom de las energías renovables

Páneles solares CIDET

El camino está abierto para la consolidación de las energías renovables en el país. Colombia tiene recursos naturales de sobra, los costos de inversión en tecnologías para energías renovables está a la baja y se está regulando el fomento de las mismas gracias a la implementación de la Ley 1715 de 2014, a través de la cual, el Gobierno Nacional otorga incentivos para las empresas que le apuestan a este tipo de energías.

El fantasma del apagón sacudió a los colombianos; entre 2015 y 2016, la amenaza de racionamiento se hizo latente y el gobierno intervino con la Campaña Apagar Paga y acciones directas en el mercado, como la importación de energía desde Ecuador.

A raíz de lo que se estaba presentando, los colombianos nos preguntamos a dónde se estaba yendo toda la energía generada por las grandes plantas hidráulicas y qué estaba pasando con los proyectos para el abastecimiento energético del país.

Gracias a estas preocupaciones el panorama de hoy está cambiando, en el que las energías renovables están tomando un nuevo impulso y se están convirtiendo en la mejor alternativa, una alternativa que incluso, podría llegar a reemplazar de forma definitiva la generación de energía a través de recursos fósiles, en el largo plazo.

“Ante la Unidad de Planeación Minero Energética- UPME, ya se han presentado alrededor de 255 proyectos que solicitaron, fueran reconocidos como iniciativas que propenden por el uso eficiente de la energía y la incorporación de fuentes no convencionales; esto, porque dicha certificación las habilita para gozar de los beneficios de la Ley 1715, en la que se estipulan deducciones del 50% de inversión en renta y exclusión del IVA en productos asociados a la tecnología, así como la liberación de aranceles y depreciación acelerada de los activos” explica Diego Sánchez, profesional de CIDET.

Colombia además está asumiendo los compromisos adquiridos en el COP21, conferencia en la que se estipuló que se deben reducir las emisiones de Co2 en un 30% a nivel mundial y se debe apostar de forma definitiva y sostenible por energías limpias.

“Nuestro país tiene un gran potencial en todas las fuentes no convencionales de energía, o al menos las más conocidas. En energía solar gracias a que estamos ubicados en la zona ecuatorial donde tenemos un gran número de horas de sol al año, en cuanto a eólica, el recurso más importante se encuentra en la Guajira, además, también tenemos un potencial importante en hidroeléctricas a filo de agua, y otras fuentes renovables” agrega Diego Sánchez.

Todas estas fuentes no convencionales de energía renovables, pueden adherirse al sistema interconectado nacional o pueden ser una opción para generar electricidad en comunidades que no están interconectadas.

“Por fuera del sistema interconectado nacional hay un gran potencial de desarrollo para este tipo de proyectos, dado que compiten en costos de generación como el Diesel; entonces, es posible desarrollar este tipo de proyectos a un nivel muy competitivo, accediendo a un costo mucho menor que el que se presenta si se genera con Diesel” agrega Sánchez.

En cuanto al sistema interconectado nacional, hay otras formas de sumar estas energías. Una de ellas es a gran escala, como por ejemplo el caso de los parques eólicos o granjas solares que aunque requieren grandes extensiones de tierra generan enormes capacidades para el sector eléctrico.

En qué vamos

El camino apenas inicia en Colombia, la normativa que regula este tipo de iniciativas se encuentra apenas desarrollando. Lo importante es seguir apalancando el impulso de estos proyectos y enfrentar los desafíos técnicos que implican.

El mismo avance tecnológico es el que está impulsando la evolución de la normativa. La matriz energética se está fortaleciendo y diversificando.

“Que entren a jugar estos nuevos recursos contribuye a la sostenibilidad energética del país. Uno de los grandes pecados que tenemos en el sistema interconectado nacional es que tenemos una gran capacidad de generación hidroeléctrica, más o menos del 70% lo que hace que durante fenómenos climáticos extremos como El Niño, esta generación hidroeléctrica caiga y estemos en peligro de desabastecimiento, debido a la dependencia que tenemos con la misma. Si vemos por ejemplo, que los ciclos del recurso eólico y solar, son ciclos diferentes a los hidroeléctricos, podríamos apoyar en mejor medida la matriz energética, gracias a esta complementariedad”, explica Diego Sánchez.

Independiente al desabastecimiento que se puede presentar en tiempos de sequía, otro problema que se presenta, es que esta está respaldada por fuentes térmicas que están ubicadas casi todas en la costa y que funcionan con gas natural y otras con líquidos, entonces durante un fenómeno del Niño, hay que prender calderas, lo que sale muy cotoso.

“Es por esto que generar con otro tipo de recursos como el eólico, el solar, geotérmico, que pueden operar en periodos de baja producción de hidroelectricidad es muy positivo para el sistema y una alternativa para integrarlas de manera eficiente en el mercado eléctrico pueden ser los contratos de energía a largo plazo” agrega Sánchez.

En CIDET tenemos un gran equipo de trabajo que está trabajando por reducir incertidumbres, crear nuevos modelos de negocio y generar propuestas de valor en torno al tema de las energías renovables. Estamos convencidos de que el futuro le debe apostar a la diversificación de la matriz energética nacional.

Publicado el

CIGRÉ Colombia: hacia la búsqueda de la excelencia para el sector eléctrico colombiano

Después de 97 años de existencia, CIGRÉ, una organización internacional dedicada al desarrollo del sector del suministro de energía través de la identificación y el desarrollo de problemas de la industria, establece sus bases en Colombia.

Alrededor del mundo, la comunidad CIGRÉ tiene como finalidad facilitar el intercambio de experiencias, compartir conocimiento, generar espacios de investigación entre sus más de 14 mil miembros establecidos en 90 países, solucionar problemas específicos del sector eléctrico y llevar a cabo eventos con expositores expertos en diversos temas de interés para las empresas y todos los miembros.

Objetivos de CIGRÉ

CIGRÉ tiene como principales objetivos:

  • Desarrollar y facilitar el intercambio de conocimiento e información de ingeniería en el campo de los sistemas de energía eléctrica
  • Agregar valor al conocimiento e información intercambiada al sintetizar las prácticas del estado del arte en todo el mundo
  • Poner el trabajo de CIGRÉ a disposición de todos los jugadores de la industria eléctrica: especialistas, directivos, tomadores de decisiones, reguladores y el mundo académico
  • Promover y dar dirección a la investigación original relevante para los sistemas de energía eléctrica.

“Con estos principales objetivos, se desarrollan diversidad de eventos a nivel internacional y a nivel nacional en los comités de los diferentes países, y se establecen grupos de estudio para temas específicos, incluyendo problemáticas o situaciones por resolver de carácter técnico en los países miembros, lo que permite avanzar en la transferencia de conocimiento y el uso de las buenas prácticas, propendiendo entonces por disponer de sistemas eléctricos más confiables, seguros y que aportan a la sostenibilidad del sector” explica Jaime Alejandro Zapata.

La línea énfasis de CIGRÉ Colombia

Los miembros de CIGRÉ Colombia han mostrado interés por trabajar en nueve de los 16 comités de estudio que actualmente tiene CiGRÉ. Las temáticas de estos comités son:

  • Líneas aéreas
  • Subestaciones
  • HVDC y electrónica de potencia
  • Protecciones y automatismos
  • Operación y control del sistema
  • Características técnicas del sistema
  • Mercados de electricidad y regulación
  • Sistemas de distribución y generación dispersa
  • Sistemas de información y telecomunicaciones

“Además CIGRÉ tienen acceso permanente a la diversidad de información valiosa de carácter técnico tanto en artículos a nivel internacional como análisis detallados de casos específicos  tratados en diferentes grupos de estudio alrededor del mundo. Esto sumado a más de 3500 expertos alrededor del mundo” agrega el Gerente del Centro Nacional de Despacho.

CIGRÉ, gestor de conocimiento en el mundo

Una de las principales funciones de CIGRÉ es la difusión del conocimiento. En este mismo orden de ideas, CIGRÉ Colombia realizará permanentemente eventos académicos, el primero de ellos el Primer Seminario Iberoamericano CIGRÉ

“Nuevos horizontes del sector eléctrico y retos para Colombia”, un espacio para que los expositores nacionales e internacionales intercambien sus formas de ver los cambios tecnológicos y las nuevas tendencias que se están presentando en los sistemas eléctricos de potencia, tanto desde los aspectos operativos, así también como su impacto en temas de mercado.

Un evento para reunir expertos mundiales como los doctores Philippe Adam, Secretario General de CiGRÉ y Jorge Nizovov, presidente del Consejo Regional Iberoamericano del CIGRÉ, así como de algunos Chairman de los diferentes comités de estudio con los que trabaja CIGRÉ.

Una comunidad que une lazos entorno a la sostenibilidad de la industria eléctrica

Para Jaime Alejandro Zapata, Gerente del Centro Nacional de Despacho de XM y Secretario General de CIGRÉ Colombia, en el país es todo un hito la conformación de CIGRÉ Colombia, que desde ya está apalancando diversos temas de interés reunidos en grupos de trabajo constituidos, tanto técnicos como de mercado integrando entre otros a miembros de universidades y de organizaciones públicas y privadas.

“A la comunidad CIGRÉ puede vincularse cualquier persona o entidad que tenga interés en los sistemas eléctricos: personas naturales, empresas (ya sean públicas o privadas), proveedores de equipos, prestadores de servicios, universidades y estudiantes, etc” explica Jaime Zapata.

Esta diversidad de miembros permite enriquecer el conocimiento desde diferentes puntos de vista, compartir experiencias de buenas prácticas y lecciones aprendidas sobre diferentes aspectos, lo que redunda en minimizar riesgos en cada uno de los diferentes retos que tiene la industria eléctrica para lograr la sostenibilidad con calidad y confiabilidad en todos los ámbitos.

Compartir en:

Logo CIDET

CIDET CDT
24 años generando capacidades y soluciones a la medida para la industria eléctrica.
Autor

Síguenos en la web


Suscríbete a nuestro newsletter ✅

Apúntate a la lista donde podrás recibir información exclusiva del sector y de nuestros servicios.

Acepto Política de privacidad  Ver

Escribe tu Correo electrónico

Artículos populares

Vídeos, Proyectos

Energía que enciende el progreso

 


Destacado

Petrolito: una alternativa para obtener Litio en Colombia.

 


Categorías